Blog

Tabla periódica mortal

Cuando se trata de sustancias tóxicas, es importante entenderlas para prevenir los riesgos. El radón en los sótanos, el plomo en el agua potable, los gases de escape de los automóviles y los productos químicos liberados de los vertederos son solo algunos ejemplos de sustancias tóxicas que pueden dañarlo. Al comprender cómo, puede reducir su exposición a los productos químicos y reducir el riesgo de efectos nocivos para la salud. Armado con algunos datos básicos sobre las sustancias tóxicas, puede reducir su exposición a los productos químicos y disminuir la posibilidad de efectos nocivos para la salud. Obviamente hay miles de sustancias toxicas que no aparecen y pueden estar presentes por ejemplo en detergentes o insecticidas, pero estas ya nos dan una advertencia en el etiquetado y por esto solemos estar bien preparados para estas sustancias (excluyendo los menores de edad) y el por qué muchos no aparecerán, así como también no suelen estar en peligrosidad, exposición, sensibilidad y mala detección como los de esta lista. aluminio muy común y fácil de exponerse, es un metal pesado que puede ser una neurotoxina en dosis altas y también en entornos laborales. Los compuestos de aluminio también se utilizan como pesticidas, en medicamentos e incluso en dispositivos médicos. En cosmética se utilizan más de 25 compuestos de aluminio diferentes. El aluminio es más conocido como control de la humedad y el olor en desodorantes y antitranspirantes.

Amoniaco

El amoníaco es un gas claro que se disuelve fácilmente en líquido. Es abundantemente natural, pero también se utiliza en detergentes, productos de limpieza, fertilizantes y tintes para el cabello, así como para otros fines industriales. El amoníaco puede causar irritación severa de los ojos y las vías respiratorias, e incluso bronquitis y/o neumonía. En niveles altos, el amoníaco puede causar efectos en la salud en entornos laborales. En niveles bajos, el amoníaco puede causar problemas en personas con asma o que son sensibles.

Cadmio

Vinculado a daño renal y óseo, toxicidad reproductiva, así como cáncer de pulmón. El cadmio, un metal pesado, se encuentra en cosméticos de color, juguetes pintados, muebles y joyas para niños, revise bien los materiales que puedan contener esta sustancia

Plomo

Potente neurotoxina vinculada a problemas de desarrollo, y problemas de aprendizaje, lenguaje y comportamiento. La exposición al plomo en mujeres embarazadas también está relacionada con abortos espontáneos y bajo peso al nacer. Este metal pesado se encuentra en el lápiz labial y muchos otros cosméticos de color, así como en juguetes pintados, muebles, joyas para niños y algunos utensilios de cocina vidriados como ollas de cocción lenta. Las casas de siglos pasados también hay riesgos, El plomo puede ingresar al agua potable cuando los materiales de plomería que contienen plomo se corroen, especialmente cuando el agua tiene mucha acidez o un contenido de minerales que corroe las tuberías y los accesorios.

Radón

El radón es un gas noble radiactivo que proviene de la descomposición del radio en el suelo. El radón es un gas invisible, incoloro e inodoro que solo puede detectarse mediante el uso de equipos y protocolos adecuados, lo que lo vuelve muy silencioso y peligroso. La exposición crónica a niveles elevados de radón se ha relacionado con una mayor incidencia de cáncer de pulmón.

El radio de las rocas, el suelo, el agua y los materiales derivados de rocas y suelos, como ciertos materiales de construcción, generan constantemente radón. La concentración de radón en una casa depende del tipo de suelo sobre el que está construida. Las grietas, aberturas y varias penetraciones en los cimientos del edificio proporcionarán el camino para que el radón en el suelo ingrese a la casa. La tasa de ventilación y los patrones de flujo de aire dentro de una casa son factores importantes que afectarán la cantidad de radón que se atraerá a las diferentes áreas dentro de la casa, ten cuidado al comprar una casa nueva.

Monóxido de carbono

El monóxido de carbono no tiene olor, color ni sabor, por lo que nuestros sentidos no pueden detectarlo. La exposición prolongada a atmósferas ricas en monóxido de carbono puede ser fatal. Se enciende fácilmente y es de los gases más peligros. cuando las personas se enferman, los síntomas son similares a los de la gripe, lo que puede hacer que las víctimas ignoren los primeros signos de intoxicación por CO, La exposición continua puede provocar dolores de cabeza más intensos, mareos, fatiga y náuseas. Eventualmente, los síntomas pueden progresar a confusión, irritabilidad, alteración del juicio y la coordinación, y pérdida del conocimiento.
en algunas áreas urbanas, suele ser por escape de los motores de combustión interna (incluidos vehículos, generadores portátiles y de respaldo, cortadoras de césped, hidro lavadoras, etc.), pero también de la combustión incompleta de varios otros combustibles (incluyendo madera, carbón, carbón vegetal, petróleo, parafina, propano, gas natural y basura).

Mercurio

muy conocido, pero también muy peligroso, Potente neurotóxico. El mercurio puede afectar la mayoría de los sistemas corporales gravemente y puede causar problemas de salud durante el desarrollo en el útero y la infancia. Se encuentra en cremas para aclarar la piel y en los alimentos en peces de gran tamaño. El mercurio es un metal pesado que también hay varios compuestos de el también muy peligrosos.

Bisfenoles

de los mas comunes, se han relacionado con la alteración hormonal y la pubertad temprana. La evidencia también sugiere que los bisfenoles pueden estar relacionadas con el cáncer de mama. Se encuentra en biberones, vasos con sorbos y otros recipientes de alimentación, envases de plástico para alimentos y revestimientos de alimentos enlatados, présteles atención a estos productos.

Arsénico

El envenenamiento por arsénico, o arsenicosis, ocurre después de la ingestión o inhalación de altos niveles de arsénico. El arsénico tiene color blanco, plateado o gris. Este material es bastante toxico y peligroso para el ser humano. Casi todo en el arsénico es peligroso, desde la difícil detección hasta los problemas que causa en el organismo. Puede causar casi todo tipo de cáncer (en cualquier órgano o sistema) y también otras complicaciones como la diabetes, las enfermedades cardíacas y la neurotoxicidad. El agua subterránea continúa siendo la fuente más común de envenenamiento por arsénico. La manera más segura de prevenir este tipo de envenenamiento es el agua limpia y filtrada. El agua de fuentes seguras que no involucren los riesgos anteriores para limpiar o preparar alimentos es también necesario para evitar que el agua contaminada que contiene arsénico contamine los alimentos.

Cromo

Las actividades industriales se sabe que provocan aumentos masivos en la exposición humana a los metales pesados, esto incluye al cromo (y los demás metales en esta lista). En el agua y el aire el nivel del cromo es insignificante, el riesgo se puede encontrar en los pozos contaminados que pueden contener el peligroso cromo (VI). El cromo (VI) es peligroso en seres humanos y muchos seres vivos. Se sabe que la combustión del carbón puede aumentar la exposición, el cromo también terminará en el aire y, a través de la eliminación de desechos, el cromo terminará en los suelos en zonas industriales
Hay que aclarar que el cromo (III) es un nutriente esencial para los seres humanos y su escasez puede causar afecciones cardíacas, alteraciones del metabolismo y diabetes. Exagerar la cantidad de cromo (III) también puede ser perjudicial, por lo que aun sabiendo la parte positiva del cromo (lll) hay que evitar la absorción desmedida e innecesaria para evitar problemas, como aparecer erupciones por exceso de cromo (lll) por ejemplo. El cromo (VI) es peligroso, y uno de los que están en riesgos son aquellos que trabajan en industrias textil y siderúrgica. Los fumadores también están más expuestos a esta sustancia. Su exposición puede provocar Erupciones en la piel, malestar estomacal y úlceras, problemas respiratorios, sistemas inmunológicos debilitados, daño renal y hepático, alteración del material genético y cáncer de pulmón.

Lo que viene 2022