Blog

¿Qué son los patógenos?

¿Qué son los patógenos?

¿Cuántas veces te han dicho que no toques algo porque puede tener patógenos?; La mayoría imaginamos que son algún tipo de microbios malignos, pero… ¿qué son realmente? ¿Son tan peligrosos como nos advierten? De acuerdo con Adrienne Santos-Longhurst en un artículo publicado en la revista Healthline, los patógenos son organismos capaces de infectar y producir enfermedades. Existen varios tipos. Los patógenos son diferentes y pueden causar enfermedades al entrar al cuerpo. Es interesante conocerlos porque nos ayudan a entender de qué forma podemos prevenirnos.

Un patógeno lo que necesita es un huésped, es decir un lugar donde crecer, que eventualmente puede ser un cuerpo humano. Una vez que el patógeno se establece en el cuerpo de un huésped, logra evitar las respuestas inmunitarias del cuerpo y utiliza los recursos del cuerpo para replicarse antes de cumplir su ciclo infeccioso. Depende mucho del patógeno y las capacidades que tienen, sobre todo para transmitirse. Se pueden propagar a través del contacto con la piel, los fluidos corporales, las partículas en el aire, el contacto con las heces y el contacto con una superficie tocada por una persona infectada.

Tipos de patógenos De acuerdo con los expertos hay diferentes tipos de patógenos. Nos centraremos en los cuatro tipos más comunes: virus, bacterias, hongos y parásitos.

Virus: Los virus están formados por una pieza de código genético; el ADN (ácido desoxirribonucleico) o el ARN (ácido ribonucleico), y están protegidos por una capa de proteína. Los virus son como secuestradores. Estas al invadir las células las utilizan para multiplicarse y crear más del propio virus.
Los virus son inactivos cuando no están presentes con una célula que sean capaces de infectar, por lo que son organismos inertes. Los virus para subsistir necesitan infectar forzosamente a otros organismos. Los antibióticos no matan los virus y, por lo tanto, no son efectivos como tratamiento para las infecciones virales. A veces se pueden usar medicamentos antivirales, dependiendo del virus.

Bacterias: Las bacterias son microorganismos hechos de una sola célula. Son muy diversos y tienen una variedad de formas y características que tienen la capacidad de vivir en casi cualquier entorno, incluso dentro y sobre su cuerpo. No todas las bacterias causan infecciones. Las que pueden se llaman bacterias patógenas. El cuerpo es más vulnerable a la infección por bacterias cuando el sistema inmunológico esta debilitado o esté presente otra infección, lo que puede poner en situaciones de alto riesgo. Los antibióticos se usan para tratar infecciones bacterianas. Existe el riesgo de que estos organismos obtengan resistencia, ya ha ocurrido en algunas bacterias lo que las vuelve más peligrosas. Esto puede suceder naturalmente, pero también sucede por el uso excesivo de antibióticos.

Hongos: Es un grupo con bastantes especies. Al igual que las bacterias no todas causan infecciones, pero si se han identificado varias patógenas. Hongos y bacterias se han encontrado en la naturaleza casi en cualquier entorno. Pueden causar infecciones oportunistas. Se diferencias de la bacteria por su estructura, los hongos son multicelulares. Su estructura puede hacerlos más difíciles de matar. Algunas cepas nuevas de infecciones fúngicas están demostrando ser especialmente peligrosas, como Candida aurus (especie de hongo que crece como levadura), y han impulsado más investigaciones sobre las infecciones fúngicas.

Parásitos: Los parásitos son organismos que se comportan como animales diminutos, que viven dentro o sobre un huésped y se alimentan del huésped o a expensas de él. Se sabe que es más común en cualquier región que sea o se relacione con la tropical, pero no tiene por qué ser exclusiva de estas regiones. Debido a que suelen propagarse muy rápido, para un tratamiento efectivo de una infección por parásitos resulta importante un diagnóstico lo más rápido posible. Se sabe varias formas que este tipo de organismos se pueden propagar y depende de la especie, se pueden propagar por el agua o el suelo y pueden contaminar y, puede propagarse por la sangre y los alimentos, también en muchas formas de contacto físico y a través de insectos sobre todo por las picaduras.

Lo que viene 2022