Blog

Posibles resultados de la guerra de Ucrania

Posibles resultados de la guerra de Ucrania y Rusia

A fecha de este articulo no ha habido un acuerdo por parte de Ucrania y Rusia que frenen definitivamente este conflicto y aparentemente seguirá habiendo crisis en estos países. Es muy complicado saber con exactitud que es lo que realmente pasara, pero también, vale la pena intentar saber que puede venir al final aun si es difícil acertar alguno de los muchos escenarios que pueden ocurrir en esta tragedia.

Escenario 1: Milagro para ucrania A pesar de que Rusia militarmente tiene mejores números en todo sentido (en mar, tierra y aire) se sabe que Ucrania ha sido Reforzada por la asistencia defensiva de los miembros de la OTAN. Si continua con más apoyo y se mantiene la resistencia civil y militar de Ucrania posiblemente nos conduciría a lo siguiente: ucrania superó las probabilidades y detuvo el avance de Moscú, impidiendo que el presidente ruso, Vladimir Putin, derrocara al gobierno democrático de Kiev y estableciera un régimen títere. La determinación y habilidad de la resistencia ucraniana obliga a un punto muerto en el campo de batalla que favorece a los defensores.

Pronto, se vuelve obvio para el Kremlin que Rusia pagará un precio exorbitante por su aventurerismo, incluida la perspectiva de un largo y costoso trabajo en Ucrania, junto con el colapso económico y el aislamiento diplomático. Putin ordena hoscamente la retirada de sus tropas. Ucrania sigue siendo una democracia soberana, mientras que la derrota de Moscú acelera el descontento interno que ya ha comenzado a surgir en toda Rusia. Putin vuelve a centrarse en las crecientes amenazas internas a su poder. Mientras tanto, la OTAN se enfrenta a una situación de seguridad mejorada, ya que Rusia es castigada y Ucrania se acerca cada vez más a Occidente.

Sin embargo, la situación de seguridad en Europa no vuelve al status-quo anterior a la guerra. La “pequeña” guerra ha cobrado miles de vidas en ambos bandos, dejando tras de sí una amargura generalizada. Y aunque una Ucrania democrática emerge intacta, si no ilesa, su vecino aún peligroso enfrenta un futuro incierto con el panorama político ruso en un punto de inflexión. Si el país se inclina hacia un mayor autoritarismo bajo Putin, o se aleja de él por completo, determinará en gran medida cómo se comporta Rusia con el resto del mundo.

Escenario 2: Un aprieto Después de semanas de intensos combates en Kiev y otras ciudades importantes, Rusia logra derrocar al gobierno de Ucrania e instalar un régimen títere. Sin embargo, ni las fuerzas armadas de Ucrania ni su población están dispuestos a rendirse. Lejos de eso; en cambio, la población ucraniana monta una insurgencia de amplia base, bien armada y coordinada contra los invasores. Aunque las fuerzas regulares de Ucrania disminuyen con el tiempo, y aunque las principales ciudades como Kiev están ocupadas, la victoria de Rusia es pírrica (victoria causando daños). Repitiendo un patrón visto en otras partes del mundo, la insurgencia ucraniana impone un costo humano y financiero significativo y, sostenido en Rusia que se ve obligada a dedicar muchos más de sus recursos durante un período de tiempo mucho más largo de lo que había previsto. Su dolor de cabeza se ve agravado por el apoyo externo a los insurgentes, con países de la OTAN que brindan asistencia defensiva encubierta pero muy sólida a la resistencia ucraniana. El conflicto agota las arcas y la resolución de Moscú, lo que finalmente obliga a una retirada después de mucha violencia y muerte. Putin y las élites rusas empiezan a tener grandes problemas, al haberse extralimitado en su búsqueda de objetivos maximalistas en Ucrania. Así como el primer ministro soviético Leonid Brezhnev condujo a las fuerzas de su país a un largo y costoso esfuerzo en Afganistán, Rusia una vez más ha librado una guerra imposible de ganar, el aprieto que ha atrapado a muchos estados poderosos a lo largo de la historia.

Escenario 3: Una nueva Cortina de Hierro Ucrania finalmente se derrumba bajo el peso de la invasión rusa. A pesar de la intensa oposición, las fuerzas rusas logran tomar el control del país mediante el uso de armas y tácticas cada vez más duras. La resistencia contra un gobierno títere instalado por Putin está latente y omnipresente, pero es reprimida con fuerza brutal y no demuestra ser lo suficientemente fuerte como para plantear un desafío significativo a las fuerzas rusas sustanciales que permanecen en Ucrania. Mientras Rusia enfrenta costos económicos elevados, Putin solidifica su control del poder internamente, aplastando la disidencia interna aún con más fuerza.

Rusia conserva una influencia significativa contra Occidente: Cualquiera que sea el resultado, creemos que es importante recordar que Rusia actualmente tiene una influencia significativa contra Occidente y desempeña un papel fundamental en la cadena de suministro global más allá del petróleo y el gas. El estado ruso posee una participación significativa en VSMPO-AVISMA, una empresa rusa que representa más del 30% de la producción mundial de titanio. Esta empresa produce aproximadamente el 65% del consumo de titanio de Airbus, el 35% de Boeing y la totalidad de la empresa brasileña Embraer

La influencia de Rusia no se limita a los productos básicos producidos dentro de sus propias fronteras. Moscú conserva una enorme influencia en otros estados postsoviéticos, incluidos Bielorrusia y Kazajstán. Bielorrusia no solo es un importante productor de potasa y otros productos básicos, sino que también alberga a BelAz, un fabricante de la era soviética de los camiones pesados más grandes del mundo, utilizados por las minas en todo el mundo. Kazajstán es un actor central en numerosos mercados de productos básicos y cuenta con las mayores reservas de zinc, tungsteno y barita del mundo. Kazajstán también representa casi una cuarta parte de la producción mundial de uranio, las segundas reservas más grandes del mundo.

Sin embargo, el mundo permanece en un momento peligroso y altamente incierto. Lo que sucede después de este conflicto es tanto un signo de interrogación como cómo, cuándo y dónde termina la lucha. Estos cuatro escenarios reflejan resultados plausibles, pero difícilmente agotan todas las posibilidades. Putin podría terminar fortalecido o debilitado dentro de Rusia, dependiendo de los acontecimientos internos (un levantamiento popular o un golpe) y externos (China reforzando o reduciendo su apoyo al propio Putin). Podría hacer una jugada para Moldavia o Georgia, o incluso intentar tomar la brecha de Suwalki entre el enclave báltico de Rusia de Kaliningrado y Bielorrusia.

Las guerras, una vez iniciadas, rara vez siguen un guion. Más frecuentemente, conducen a combatientes y no combatientes por caminos imprevistos, con resultados ocasionales que cambian el mundo. La invasión rusa de Ucrania parece tener las semillas de tal conflicto. Queda por ver qué significará su resultado para Ucrania y el mundo.

Lo que viene 2022